Mujeres dedican al trabajo doméstico no remunerado 22 horas más que los hombres

22Mar
Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) 2017

Mujeres dedican al trabajo doméstico no remunerado 22 horas más que los hombres

- La carga global de trabajo; trabajo doméstico no remunerado más trabajo remunerado; es 7 horas mayor en las mujeres por semana.

La Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) analizó la tasa de participación [1], el tiempo social promedio [2]
 
y el tiempo efectivo promedio [3] dedicado por las personas 12 años y más según el tipo de actividad, las cuales se agruparon en dos categorías: actividades de trabajo y no trabajo.

Las actividades de trabajo comprenden las relacionadas al trabajo doméstico no remunerado, trabajo de autoconsumo, trabajo de apoyo a otros hogares y a la comunidad; y el trabajo remunerado. Mientras que las actividades de no trabajo considera aquellas de formación, tiempo libre y necesidades personales.
Respecto a las actividades de trabajo, alrededor del 98 % de las personas de 12 años y más destinan tiempo a realizar al menos una actividad de trabajo doméstico no remunerado (TDNR) a la semana, pero existen diferencia en la cantidad de horas semanales que mujeres y hombres destinan al TDNR.
Principales brechas en actividades relacionadas al TDNR
El tiempo social que las mujeres dedican al TDNR es 35:49 horas, entretanto los hombres destinan 13:42 horas, esto es, las mujeres dedican 22 horas más en promedio respecto a los hombres cada semana. Este comportamiento se observa también por zona urbana y rural, pero en esta última las brechas son mayores.  Mientras en la zona urbana las mujeres utilizan cerca de 20 horas más de tiempo social al TDNR que los hombres, en la rural son 26 horas.
De las actividades de TDNR, la preparación y servicio de alimentos es la actividad a la cual las mujeres le dedican más tiempo social promedio a la semana, con 13:53 horas y una participación de 95,4 %; mientras que los hombres solo dedican 3:50 horas de su tiempo, con una participación del 72,3%, es decir, las mujeres trabajan casi 4 veces más que los hombres en esta labor.
La segunda actividad a la que se destina más tiempo social es a la limpieza y mantenimiento de la vivienda, la tasa de participación de las mujeres es del 98,1 % y dedican un tiempo social de 9 horas semanales, lo cual denota una importante diferencia con el tiempo dedicado por los hombres, quienes tienen una participación del 91,4 %; pero solo dedican 03:37 horas a esta actividad en la semana.
Por su parte, en el cuido de personas menores de 12 años la participación y el tiempo empleado es mayor en las mujeres.  La tasa de participación en las mujeres es de 41,2 % con un tiempo social promedio de 5:24 horas, en los hombres los valores son 26,9 % de participación y el tiempo social promedio es alrededor de 2 horas.
La actividad de trabajo doméstico no remunerado que no presenta gran diferencia relativa en el tiempo dedicado por mujeres y hombres es en compras del hogar, ya que la distribución del tiempo es similar para ambos sexos, los hombres con el 50,7 % y las mujeres con 49,3 %.
En las actividades vinculadas con reparaciones menores de la vivienda y vehículo es donde los hombres tienen un mayor peso relativo en la distribución del tiempo con respecto a las mujeres, con el 85,8 % y el 14,2 %, respectivamente.
Las brechas en el TDNR por grupos de edades
Por grupo de edades, las tasas de participación en el trabajo doméstico no remunerado superan el 96 % en todos los grupos y para ambos sexos, lo cual indica que al menos una actividad que se clasifica como TDNR, es realizada por gran parte de la población. No obstante, el tiempo dedicado a estas actividades, ya sea el social o el efectivo, evidencia diferencias por grupos de edades.
Las mujeres más jóvenes (12 a 19 años) dedican en promedio 16:42 horas semanales de tiempo social al TDNR, y los hombres 08:31 horas, o sea las mujeres duplican la cantidad de horas que utilizan los hombres. 
En el grupo de 20 a 35 años, las mujeres casi triplican a los hombres en el tiempo social (39 horas promedio de las mujeres y 13:27 horas de los hombres), en tanto en el siguiente grupo (de 36 a 54 años) –que es el que más horas utiliza en el caso de las mujeres– la relación es 2,6 veces. El último grupo de edad de 55 años y más; tiene un promedio de tiempo social dedicado de 37:04 horas y 15:34 horas para mujeres y hombres respectivamente, con una relación cercana a 2,4 veces más alto el tiempo de las mujeres.
Esto conlleva a señalar que no importa el grupo de edad, en la actualidad el trabajo doméstico no remunerado se ha extendido a mujeres y hombres, pero la intensidad es mayor en las mujeres de acuerdo con la mayor cantidad de horas que utilizan.
Actividades vinculadas al trabajo remunerado
En cuanto al trabajo remunerado, son los hombres los que poseen una mayor tasa de participación y destinan más horas semanales de tiempo social.  Su tasa de participación en el mercado es de 73,3 % y emplean alrededor de 36 horas semanales, mientras que la participación de las mujeres es el 45,2 %, con un tiempo social promedio de un poco menos de 16 horas a la semana.
Por su parte, el tiempo efectivo promedio de las mujeres y hombres en estas actividades es de 35:02 horas y 48:56 horas semanales, respectivamente; mostrando que las mujeres invierten 13 horas menos con respecto a los hombres en el trabajo remunerado. En la zona urbana, esta diferencia de 13 horas menos en las mujeres se mantiene, mientras que en la zona rural es 16 horas semanales. 
Carga global de trabajo

La carga global de trabajo contempla el tiempo efectivo utilizado en trabajo doméstico no remunerado
y el trabajo remunerado. En este contexto, y dadas las mayores diferencias en el tiempo efectivo destinado al TDNR, la carga global de trabajo es más alta para las mujeres (69:53 horas) respecto a los hombres (62:56 horas), con una diferencia aproximada de 7 horas.

La brecha en la carga global de trabajo, persiste por zona urbana y rural, pero es más evidente en la zona rural.  En la zona urbana las mujeres tienen un tiempo efectivo que supera al de los hombres en 6 horas, mientras que en la zona rural es cercano a las 10 horas.

Compartir