La pobreza alcanzó al 21,1 % de los hogares

18Oct
Principales resultados de la Encuesta Nacional de Hogares 2018

La pobreza alcanzó al 21,1 % de los hogares

- La incidencia de la pobreza según el Índice de Pobreza Multidimensional es de 19,1% de los hogares, sin cambio estadísticamente significativo.

- La desigualdad, medida con el coeficiente de Gini, se mantiene en 0,514 en el 2018.

Los hogares en situación de pobreza por línea de pobreza (LP) representan el 21, 1% del total del país, esto es 1,1 punto porcentual superior al 2017, variación que es estadísticamente significativa.

La pobreza extrema – aquellos hogares cuyo ingreso no alcanza para cubrir las necesidades básicas alimentarias – se ubicó en 6,3%, con un incremento de 0,6 puntos porcentuales respecto al año anterior.

En términos absolutos los hogares en condición de pobreza se estiman en 328 848, de estos 99 034 están en pobreza extrema.

Al analizar los resultados por región de planificación, la región Central tiene la menor incidencia en el nivel de pobreza (16,7%), en contraste la región Brunca es la más afectada con un 32,2% de los hogares.
 

La única región que presentó una disminución en el nivel de pobreza fue la Pacífico Central, que pasó de 29,9% en el 2017 a un 25,7% este año, en tanto la Chorotega mostró el mayor aumento, pasando de 22,4% a 26,0% en el mismo periodo, ambas variaciones son estadísticamente significativas.

En cuanto a la pobreza extrema, fue también la región Chorotega la que presentó la variación más importante al pasar de 5,9% en el 2017 a 8,8% en el 2018, variación estadísticamente significativa.
Un aspecto que contribuye al aumento en el nivel de pobreza, es que no crece el ingreso per cápita de los hogares de menores recursos, que, al compararlo con el umbral de la línea de pobreza, que sí muestra un incremento para el 2018, ocasiona que algunos hogares no tengan el ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas.

La línea de pobreza extrema creció 1,7 % en la zona urbana y 1,4 % en la rural, mientras la línea de pobreza lo hace en 2,1 % y 1,9 % para la urbana y rural respectivamente. Asimismo, el ingreso per cápita de los hogares que se ubican en el primer quintil (la quinta parte de los hogares de menores ingresos) decreció en la zona urbana 5,5%, mientras que en la rural aumentó en 2,2%, respecto al 2017.

POBREZA MULTIDIMENSIONAL SE MANTIENE

Esta metodología identifica cuáles hogares son pobres en función de un conjunto de necesidades socialmente consideradas básicas, de manera que se clasifican como hogares pobres multidimensionales aquellos que no logran satisfacer el umbral mínimo de cuatro privaciones del total de 19 indicadores analizados.
En el 2018, el 19,1 % de los hogares se encuentran en pobreza multidimensional, en la zona urbana el porcentaje de hogares pobres fue de 14,5 % y en la zona rural fue de 31,3%, sin variaciones estadísticamente significativas con relación al 2017.

LA POBREZA MULTIDIMENSIONAL POR REGIONES
Las regiones Huetar Caribe y Huetar Norte presentan la mayor incidencia de pobreza en hogares con 35,1 % y 32,5 % respectivamente.

Las regiones Pacífico Central y Brunca, permanecen en una condición intermedia, donde alrededor de una cuarta parte de los hogares se encuentra en pobreza, 26,8 % y 26,5 % respectivamente. Las variaciones según región de planificación no son significativas.
La región Central continúa con la menor incidencia de pobreza, con un 13,1 %.

 

INGRESOS DE LOS HOGARES

En el ámbito nacional, el ingreso promedio por hogar es de ₡ 1 018 142 mensuales, mientras que el año anterior fue de ₡ 1 034 362 mensuales, sin variación significativa respecto al año anterior.

El ingreso promedio por trabajo autónomo pasó de ₡177 187 en el 2017, a ₡156 945 mensuales en este año, lo que representa una baja significativa de más de 11 %.

Por otra parte, los subsidios estatales y becas pasaron de ₡18 393 a ₡19 472 mensuales entre el 2017 y 2018, lo que representan un aumento de 5,9 %, el cual se considera una variación estadísticamente significativa.

El ingreso promedio por trabajo asalariado y las otras transferencias se mantienen prácticamente en el mismo nivel que el año anterior, mientras la estimación del ingreso por renta de la propiedad es 1,7 % superior al del 2017, estas fuentes de ingreso no presentan una variación estadísticamente significativa.

Con respecto a la distribución del ingreso, los hogares del quintil cinco (los de mayores ingresos), acumulan el 50,5 % del ingreso total del país, levemente inferior al año anterior (50,9 %), con un ingreso promedio por hogar de ₡ 2 568 482 y per cápita de ₡ 1 063 425.

En el otro extremo, el 20 % de los hogares con menor ingreso (primer quintil), acumula solamente el 4,0% del ingreso total del país, con una estimación promedio por hogar de ₡ 203 546 y per cápita de ₡ 58 527. Esto significa que el ingreso promedio por hogar es 12,6 veces mayor entre los hogares del quintil cinco respecto al promedio en los hogares del quintil uno, pero esta relación aumenta a 18,2 veces si se considera el ingreso per cápita.

La desigualdad en los ingresos se mide con el coeficiente de Gini, en el 2018 se mantuvo en 0,514 mismo valor observado el año anterior.

INGRESO POR ZONA Y REGIÓN

Los hogares en zona urbana tienen un ingreso promedio de ₡1 149 310 y en la zona rural es de ₡ 672 498, este ingreso de la zona rural representa un 41,5% menos que el urbano. Las variaciones en el ingreso promedio por zona respecto al año anterior no son estadísticamente significativas.

En términos del ingreso per cápita, en la zona urbana se ubica en ₡415 688, mientras en la rural se estima en ₡247 910, con respecto al año anterior tampoco se presentan variaciones estadísticamente significativas.

Por región de planificación el ingreso promedio del hogar en la región Central es de ₡1 197 541, sin cambio significativo respecto al 2017.

La región Chorotega se mantiene en la segunda posición, con un promedio por hogar de ₡815 270 mensuales y un per cápita de ₡299 080. El ingreso promedio por hogar más bajo se registra en la región Brunca con ₡647 507.

VER REPORTE COMPLETO EN: www.inec.cr

Compartir