INEC y Estado de la Nación publican indicadores cantonales

11Dic

INEC y Estado de la Nación publican indicadores cantonales

Publicación permite observar magnitud de cambios ocurridos durante la primera década del siglo 21 en las provincias y cantones. Se incluye un módulo denominado “comparación del cantón”, el cual muestra los resultados de tres indicadores –logro educativo, acceso a TIC y satisfacción de recursos- donde se compara la cifra del cantón, con el promedio nacional y de los cantones vecinos. Con el fin de observar la magnitud de los cambios ocurridos durante la primera década del siglo 21 en el país, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el Programa Estado de la Nación (PEN) presentan la publicación Indicadores Cantonales. En ella se comparan los datos de los Censos Nacionales de 2000 y 2011 relacionados con las características demográficas, sociales, educativas y económicas básicas de la población y las viviendas de Costa Rica, desagregadas por provincia y cantón. La publicación presenta los indicadores agrupados por temas en formato de cuadros, gráficos y mapas. Los cantones se ordenan por provincias, según su código de división territorial administrativa. Cada cantón contiene cinco bloques de cuadros que ofrecen 20 indicadores para el 2000 y 2011, siete gráficos con 10 indicadores del 2011 y dos mapas. Para facilitar la interpretación, se incluye una ficha metodológica con la definición y la fórmula de cálculo para cada indicador seleccionado. Una de las principales novedades de esta publicación es el módulo denominado “comparación del cantón”, el cual muestra los resultados de tres indicadores: logro educativo, acceso a TIC y satisfacción de recursos; no solo porque se compara la cifra del cantón con el promedio nacional, sino también porque se contrasta con el de los cantones vecinos. De esta forma, es posible visualizar rápidamente la situación y valorar si está en condiciones de ventaja o desventaja. Para ilustrar la utilidad de este indicador comparativo se seleccionaron algunos cantones de ejemplo. Escazú sobresale, pues tiene puntajes elevados en los tres indicadores, muy superiores al promedio de sus vecinos y al promedio nacional. Sarapiquí tiene bajos puntajes en sus indicadores, superado ampliamente por sus vecinos, que tienen valores cercanos al promedio nacional. Grecia tiene puntajes similares a sus vecinos y al promedio nacional. Cantones como Los Chiles y Talamanca muestran puntajes bajos, superados por sus vecinos, que también están bastante alejados del promedio nacional. Osa y Siquirres tienen puntajes menores al promedio nacional, aunque no se alejan mucho de este y sus indicadores son similares al de sus vecinos. Otra novedad interesante es el mapa que muestra el porcentaje de hogares que tienen al menos una Necesidad Básica Insatisfecha (NBI), desagregado a nivel de la Unidad Geoestadística Mínima (UGM), que es la división territorial mínima del país, desarrollada exclusivamente para fines estadísticos y equivale a lo que comúnmente se llaman manzanas o cuadras. Este mapa constituye una herramienta muy útil para los gobiernos locales y las demás organizaciones que trabajan a nivel cantonal, al identificar las áreas que concentran altas o bajas concentraciones de hogares con necesidades insatisfechas. El Censo 2011 mostró que Costa Rica es hoy una sociedad eminentemente urbana. A nivel de cantones, hay diversidad en esta característica. Al 2011 9 cantones son 100% urbanos, junto con otros 11 que tienen más del 90% de población urbana. Todos corresponden a la GAM y la mayoría pertenecen a las provincias de San José y Heredia. En contraste, 12 cantones tienen menos del 30% de habitantes urbanos, algunos son fronterizos y otros pertenecen a la provincia de San José fuera de la GAM. En materia de vivienda Costa Rica ha logrado mejoras importantes en la provisión de servicios domiciliarios básicos como agua, electricidad y saneamiento. No obstante, estos avances se opacan ante la persistencia de brechas en el acceso a vivienda digna en los cantones fronterizos y del sur del país, donde la infraestructura habitacional de muchos hogares es precaria. Asimismo, la tenencia de artefactos electrónicos modernos en las viviendas es relativamente baja y muestra una distribución desigual. Los mayores porcentajes se registran en los cantones pertenecientes a la GAM. En materia de educación, se observa un aumento en el alfabetismo y el cierre de brechas. Según el Censo 2011, el indicador de alfabetización registró un valor de 97,6%. Aquellos cantones que históricamente han mostrado tasas altas de analfabetismo tuvieron los mejores resultados entre 2000 y 2011, con lo cual tienden a acortarse las distancias entre las localidades más y menos alfabetizadas del país. Así por ejemplo, mientras en el año 2000 la diferencia entre Montes de Oca y Talamanca era de 14,4 puntos porcentuales, en 2011 la brecha era de 6,3 puntos. En materia social la publicación contiene 4 indicadores. Respecto al porcentaje de población que reside en el cantón y que nació en el extranjero se observa una alta dispersión. Por ejemplo, representan el 28% de los habitantes de Los Chiles en el 2011, el 24% en Garabito y el 20% en Escazú. En el otro extremo, están Acosta, Alvarado y Oreamuno, con menos del 2%. Con respecto al censo 2000, se contabilizan 6 cantones en los que se duplicó la proporción de población nacida en el extranjero, mientras que en 11 el porcentaje se redujo, muchos de los cuales sostienen magnitudes elevadas (como los fronterizos). El sexo de la jefatura del hogar es otro indicador importante. En 2011 cantones como Montes de Oca y Tibás tienen más del 40% de los hogares encabezados por una mujer; en el otro extremo Alvarado, Zarcero, San Mateo y León Cortés Castro tienen menos del 22% de los hogares con jefatura femenina. El Censo 2011 también indagó por jefaturas compartidas: en 12 cantones más del 10% de los hogares declaró tener este tipo de jefatura; mientras que se registran solo 7 cantones con menos del 5%. Esta publicación es un insumo valioso para que los gobiernos locales y las demás organizaciones que trabajan a nivel cantonal puedan realizar análisis de las condiciones de vida de su población y a su vez, evaluar el cantón con respecto a sus cantones vecinos, siendo de esa manera un apoyo importante para la toma de decisiones

Compartir