Fecundidad mantiene tendencia al descenso